Cátedra de Gastronomía de Andalucía

Concurso Internacional de Vinagres, VINAVIN 2018

Vinavin 18

Nueva edición del concurso Vinavin de vinagres internacionales, y vamos ya por la tercera, patrocinado por la Diputación de Córdoba y que ha contado este año con 80 vinagres procedentes de Francia, Italia, Portugal, China, Japón y por supuesto España. Concretamente, de Andalucía han participado de Montilla Moriles, Jérez, Huelva y de otras comunidades como Galicia, la Rioja o Cataluña. En cuanto a las materias primas de procedencia, desde el vino (mayoritario), con diferentes niveles de envejecimiento, sidras, cereales, zumos de frutas, etc. Y ofreciendo gamas desde el seco al dulce, siendo algunos de estos últimos casi “vinagres para beber”, por los matices de su aroma y sabor.

Un nutrido grupo de expertos procedentes de toda España, relacionados con el vino y  la gastronomía, desde el periodismo, asociaciones, academias, restauración y universidades han tenido la misión de catar entre 14 y 15 vinagres cada uno, para puntuarlos sobre su aspecto, aroma y sabor. El resultado de las puntuaciones ha sido un auténtico éxito para los vinagres cordobeses que han obtenido más del 50% de los premios en cada categoría: Gran Vinavin de Oro, Vinavin de Oro y Vinavin de plata (ver relación de premiados)

El evento estuvo precedido la noche de antes por una recepción en el Horno San Luis (Grupo Sojo), que por las fechas estaba a rebosar. ¡Por fin, he completado mis visitas por los establecimientos del grupo! (Fusión y Confusión).

De igual forma, al finalizar la cata y para recuperar nuestras maltrechas papilas gustativas, por el agreste sabor de algunos vinagres, tuvimos una comida de finalización en Restaurante Caobana (antigua estación del tren). Este restaurante no estaba menos lleno que el de la noche anterior y es que las comidas de negocios y familiares en estas fechas llenan los locales de restauración en Córdoba y por lo comentado en el resto del país.

Una estupenda ocasión para saludar a compañeros de cata del año pasado, como Jonatan Aremgol, José Luis Murcia, Marga Lozano, Pepe Ferrer, a colegas de universidad como Lourdes Moyano, Isidoro García o Isabel López, por supuesto a las organizadoras: Rocío Marquez y Carmen Mª Requena o excelentes cocineros de como Miriam Cozar o Daniel Pla. Y por supuesto, a mi compañero de instituto, y desde entonces amigo Manuel Morales, que no estaba en condición de amigo, sino de experto en vinos, vinagres y gastronomía. Manuel, vino acompañado de su hija Azahar, gracias a quien podéis ver buena parte de las fotografías que acompañan estas palabras, además de “cuidar” del perro de Jonatan. Pero también, ha sido la ocasión de conocer, o saludar, a nuevos compañeros de cata, como Miguel Villa de la DO Montilla-Moriles y Mar Galván que junto a Manuel Morales, conformamos la mesa 2, en la que sin dejar de hacer de forma seria y rigurosa nuestro papel de jurado, pasamos unos ratos muy divertidos. Pues con el vinagre, como en los velatorios, la risa se vuelve fácil, cuando te enfrentas a algo aparentemente tan caústico. Aunque coincidimos menos, pero ha sido un placer conocer a Eu CortésJesús FloresZoltan Nagy, Paco Becerro (Pakus), Fran León, y otros compañeros que por no hacer eterno el párrafo, espero que me disculpen.

Grandes vinagres y excelentes compañeros, en una actividad que se ha convertido en un referente mundial para el vinagre de la mano de VINAVIN.

 

Etiquetado en:,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *