Cátedra de Gastronomía de Andalucía

España está viviendo la Edad de Oro de la Gastronomía

Director Rafael Jordano en su departamento. - Foto:MIGUEL ANGEL SALAS

Director Rafael Jordano en su departamento. – Foto:MIGUEL ANGEL SALAS

 

Por: Rafael Jordano Salinas

(Publicado en el Diario Córdoba el 20 de mayo de 2015).

CATEDRATICO DE NUTRICION Y BROMATOLOGIA DE LA UCO. VICEDECANO DE INIVESTIGACION DE LA FACULTAD DE VETERINARIA ENTRE 1997 Y 2000. COORDINADOR GENERAL DE CAMPUS

Tras dos años como subdirector de la Cátedra de Gastronomía de Andalucía y después de renovar el convenio entre la Universidad de Córdoba y Bodegas Campos, Rafael Jordano será su nuevo director. Un cargo para el que dice haberse estado formando y preparando y que recibe con «gran satisfacción».

 

–¿Cuáles van a ser sus objetivos al frente de la Cátedra?

– La Cátedra pretende ser generadora y transmisora del conocimiento y, para nosotros, lo fundamental es actuar de nexo entre la Universidad y el sector agroalimentario, en primer lugar, y también con la Junta de Andalucía, las escuelas de hostelería y los centros de investigación, públicos y privados. En este sentido, también es muy importante la relación que mantenemos con el ceiA3. En una cátedra universitaria es fundamental la formación y tenemos en proyecto la realización de un máster online que está ya muy avanzado.

–¿Por qué es importante que la Universidad de Córdoba cuente con una Cátedra así?

–La Universidad de Córdoba tiene una especialidad en el sector agroalimentario y buena parte de sus grupos de investigación son de esta rama. Además lidera el ceiA3 y eso no es casualidad, sino debido al perfil que tiene. En ese sentido creemos que la Cátedra de Gastronomía es un instrumento muy adecuado en el ámbito agroalimentario.

–¿En qué línea se orienta la formación e investigación que se realiza en su marco?

–Estamos abiertos a la investigación porque los propios responsables de la cátedra tanto el secretario, Rafael Moreno, como yo mismo, somos catedráticos de Nutrición y Bromatología y responsables de un grupo de investigación. Como tales, colaboramos en proyectos y eso es algo innato en una cátedra de estas características. En el caso de la docencia, sí nos estamos orientando específicamente a un máster. Tenemos como antecedente el Máster en Ciencias Gastronómicas, que tuvo gran éxito aunque solo se celebraron dos ediciones porque la crisis le afectó. Por eso ahora estamos trabajando en una alternativa de formación, que también será un título propio, con el que estamos muy ilusionados.

–¿Está de moda la Gastronomía?

–Absolutamente, los expertos gastronómicos consideran que España está viviendo la Edad de Oro de la Gastronomía, y en ese marco los restauradores andaluces han tenido una aportación definitiva. Córdoba, donde apareció por primera vez la Cátedra aunque después se proyectara a Andalucía, tiene una oferta gastronómica enormemente interesante en variedad y calidad.

–¿Cree necesaria más implicación de actores externos o visibilidad de la Cátedra?

. Desde el principio, el actual rector, José Carlos Gómez Villamandos, antes vicerrector de Posgrado y Formación Continua, le ha prestado un gran apoyo. Además de la directiva, hay un consejo asesor con expertos de reconocido prestigo que participan en las reuniones ordinarias de la Cátedra. Aspiramos a crear sinergias, porque tanto en Córdoba como en Andalucía hay mucha actividad en este mundo.

–¿Trabajan en algún otro proyecto?

– Nuestro principal reto es la creación del máster pero también queremos estar presentes en todas las actividades que se organicen en este ámbito,desde una jornada gastronómica a una cata dirigida.

Etiquetado en: ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *